LO QUE DEBE SABER SOBRE LOS DISPOSITIVOS QUE BLOQUEAN EL ENCENDIDO DEL VEHÍCULO

LO QUE DEBE SABER SOBRE LOS DISPOSITIVOS QUE BLOQUEAN EL ENCENDIDO DEL VEHÍCULO

Si ha sido acusado de conducir bajo los efectos del alcohol o drogas (DWI, en inglés) en Texas, quiere decir entonces que al momento de su arresto su sistema tenía mayor cantidad de alcohol en la sangre que el permitido, es decir .08% o más, o se negó a la prueba de alcoholemia. Si fue arrestado con una concentración de alcohol de .15% o más, deberá instalar un dispositivo de bloqueo del encendido en su vehículo por un periodo de tiempo, incluso si se trata de su primera ofensa. Siga leyendo para que conozca más sobre este tipo de dispositivos que bloquean el encendido del vehículo.

¿QUÉ ES UN DISPOSITIVO DE BLOQUEO DEL ENCENDIDO?

El dispositivo de bloqueo del encendido va instalado en su vehículo. Para que el auto encienda, deberá primero soplar por el tubo del alcoholímetro también instalado en el vehículo. Si su concentración de alcohol en la sangre (BAC, en inglés) supera el .05%, el auto no encenderá.

¿QUÉ OTROS CARGOS PENALES PODRÍA ENFRENTAR POR UN DWI?

Si es encontrado culpable por DWI en Texas, podría enfrentar una variedad de cargos penales adicionales, aunque las consecuencias que enfrente dependen considerablemente de la concentración de alcohol en la sangre y si es que se trata de su primera, segunda o tercera ofensa. Las consecuencias por haber sido acusado de DWI en Texas son las siguientes:

  • Primera ofensa: Se trata de un delito menor con una posible multa de $2,000 (dos mil dólares) pero de hasta $4,000 (cuatro mil dólares) si es que el nivel de alcohol en la sangre encontrado fue de .15% o mayor y hasta 180 días de cárcel (o hasta un año detenido si fue arrestado con .15% de BAC o más), 1 (un) año de suspensión de su licencia de conducir, una multa anual por 3 (tres) años, además del uso del dispositivo de bloqueo del encendido del vehículo en más de la mitad del periodo que esté bajo observación.
  • Segunda ofensa: Se trata de un delito menor el cual tiene hasta 1 (un) año de cárcel y una posible multa de $4,000 (cuatro mil dólares), suspensión de su licencia de conducir por hasta 2 (dos) años, una multa anual por 3 (tres) años, además del uso del dispositivo de bloqueo del encendido del vehículo en más de la mitad del periodo que esté bajo observación.
  • Tercera ofensa: Se trata de un delito mayor o agravado, por el cual podría enfrentar hasta 10 (diez) años de cárcel, una posible multa de $10,000 (diez mil dólares), suspensión de su licencia de conducir por hasta 2 (dos) años, una multa anual por 3 (tres) años, además del uso del dispositivo de bloqueo del encendido del vehículo en más de la mitad del periodo que esté bajo observación.

Si enfrenta cargos por DWI, necesitará de la asistencia de un abogado con experiencia. Comuníquese con nuestro bufete de abogados para discutir su caso.

COMUNÍQUESE CON NUESTRA FIRMA DE ABOGADOS CON EXPERIENCIA EN HOUSTON

Entendemos cuán desafiantes puede resultar enfrentarse a varios asuntos legales, por eso nos hemos dedicado a ayudar a los clientes en Texas a través de diferentes ramas de la ley, incluidas la ley de lesiones personales y la defensa penal. Si ha sufrido una lesión grave o enfrenta cargos penales, comuníquese con el Grupo Legal González para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo en cada paso del proceso legal que se avecina.

Read Our Latest Articles

Read More Articles