¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE LA CONDUCCIÓN TEMERARIA EN TEXAS?

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE LA CONDUCCIÓN TEMERARIA EN TEXAS?

El estado de Texas considera la conducción temeraria muy seriamente, por ello es que si usted es acusado de ese delito, necesitará un experimentado abogado en defensa penal de Texas de su lado. Contacte a nuestra firma hoy mismo para discutir su caso. Estamos preparados para pelear en su defensa y salvaguardar su futuro.

¿QUÉ ES LA CONDUCCIÓN TEMERARIA EN TEXAS?

A diferencia de las más comunes infracciones de tránsito, la conducción temeraria puede quedar marcado en su historial criminal en el estado de Texas. La conducción temeraria se define como el uso de un vehículo con “voluntaria o indiferencia desenfrenada por la seguridad de las personas o las propiedades”. Es importante detallar que la conducción temeraria puede ser considerada un delito si involucra distintas conductas como carreras ilegales o si alguien resulta herido o, por último, fallece. Comuníquese con nuestra firma hoy mismo para discutir los pormenores de su caso

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DEL DELITO DE CONDUCCIÓN TEMERARIA EN TEXAS?

Existen diversas penalidades en lo que se refiere a la conducción temeraria; sin embargo, como primera ofensa, usted podría enfrentar:

  • Una multa de hasta $200;
  • Hasta 30 días en una cárcel del condado; o
  • Ambas, multa y tiempo en la cárcel.

Es importante recalcar que si usted es detenido en reiteradas oportunidades por conducción temeraria, las consecuencias podrían ser más severas y probablemente resultar en la suspensión de su licencia.

¿QUÉ ESTÁ CONSIDERADO COMO CONDUCCIÓN TEMERARIA?

En Texas, podría ser acusado de conducir temerariamente si ha estado manejando conscientemente o con deliberada indiferencia por la seguridad de los demás. Puede recibir una multa por este delito por lo siguiente:

  • Conducir muy por encima del máximo de velocidad permitido;
  • Conducir a excesiva velocidad según determinada vía;
  • Entrar y salir del tráfico repetidamente;
  • Manejar en estado de ebriedad;
  • Carreras ilegales;
  • Evadir a la policía; o
  • Por otro lado, poner en peligro la vida y propiedad de otros.

Conducir a excesiva velocidad no siempre significa una acusación por manejar de forma temeraria. Más bien, manejar a excesiva velocidad o conducir muy rápido para lo estipulado en determinada vía, a pesar de estar dentro del límite de velocidad permitido, puede acarrearle una acusación por conducir temerariamente.

Es importante notar que conducir a excesiva velocidad otro vehículo en la carretera puede resultar en múltiples cargos tales como faltas de Clase A o B. Conducir a excesiva velocidad también es considerado un delito y ser acusado por ello. Los tres tipos de delito por excesiva velocidad que pueden imputarle incluyen pena en una cárcel del estado, delito en tercer y en segundo grado.
No dude en acercarse a nuestra firma hoy mismo para discutir sus opciones con nuestro experimentado equipo legal.

ACÉRQUESE A NUESTRA EXPERIMENTADA FIRMA EN HOUSTON

Nosotros entendemos perfectamente cuán delicado son los diversos asuntos legales, ese es el motivo por el cual nos hemos dedicado a ayudar a distintos clientes en Texas acerca de una gran variedad de demandas legales que incluyen las lesiones personales y la defensa penal. Si sufre de una lesión severa o enfrenta cargos penales, contacte a The Gonzalez Law Group hoy para aprender más acerca de cómo podemos ayudarle en cada paso del proceso legal de aquí en adelante.

Read Our Latest Articles

Read More Articles